jueves, 12 de noviembre de 2015

Projecte: Bones Pràctiques en la gestió de horts urbans col·lectius

A continuació es comparteixen tots els documents del projecte fi de carrera ja finalitzat, que ja s'ha presentat a la Universitat i del que s'han adelantat alguna continguts en entrades anteriors d'este blog i en xarxes socials.






jueves, 2 de abril de 2015

Investigant les Bones Pràctiques en la gestió d'horts urbans col·lectius

En el marc d'un Projecte Final de Carrera d'Ingenieria Tècnica Agrícola estic desenvolupant una investigació sobre els Horts urbans col·lectius, en particular sobre les Bones pràctiques en la seua gestió que condueixen a un millor aprofitament i disfrute de l'experiencia. 

A continuació compartisc les Infografies previes que pretenen ser un recull fàcil de entendre, comentar i compartir d'estes bones pràctiques. En estos moments s'estan entrevistant a gestors i usuaris de diversos Horts urbans col·lectius de les rodalies de València, utilitzant la proposta previa com fil conductor, de manera que al final de este procés es podran actualitzar estes infografies afegint o esmenant aquells aspectes mes relevants. 












Per descarregar les infografies punxa ACÍ

domingo, 23 de noviembre de 2014

martes, 20 de agosto de 2013

Visita a Cristina Enea en Donosti


A principios de julio vi la oportunidad, en un viaje sólo y por trabajo a Donosti, de hacer una escapadita de un par de horas a ver algún parque o jardín en la ciudad. La misma noche antes, con improvisación y alevosía, busqué en Google si había un Jardín Botánico en Donosti y parecía que no ... y recurrí a Twitter:



Afortunadamente pronto acudieron en mi auxilio @MonniMouse y @latabla_vivero pasando amablemente el testigo a @ainaralo de San Sebastian y @quelyg de Vizcaya para que echaran una mano. @EspaciosVivos se interesó y @ChileanGarden propuso ir a @JBIturraran, que era una excelente opción si hubiera tenido vehículo y más tiempo, pero a la próxima voy fijo (si lo recomienda también @quelyg y @PaisajistaAlnus, hay que ir). MUCHAS GRACIAS A TODOS :-)

Pero quien dió en el clavo fue @ainaralo  recomendando ir a @cristina_enea pues lo que en el planillo que te dan Donosti era una simple mancha verde prometía mucho al investigar ... y lo tenía al ladito ! Renuncié a una escapada furtiva y nocturna de pinchos para descansar bien y aprovechar la visita al Parque de Cristina Enea que paso a compartir ahora, sin entrar en contaros la historia del parque, sino las sensaciones que me fue dando. 

Aunque la entrada no parecía avisar de una excesiva notoriedad en el parque, inmediatamente, un impacto de una composición variegada en varios planos horizontales avisaba de que se avecinaban buenas sensaciones. Fantástica inserción del arbol en un acebo unidos por desarrollo horizontal y fuerte variegado que no pasaba desapercibido.




Subiendo pronto encontré estupendas sendas de piedra que invitaban a recorrerlas, con bonitas composiciones que acompañaban y que llevaban a un prado elevado circular lleno de jóvenes jugando, en lo más alto, mientras un viejo gingko sabio  parecía observar. En la subida y posterior bajada por una pradera interrumpida por excelentes ejemplares antiguos se seguía manteniendo la perpleja curiosidad en la belleza de lo aparentemente sencillo. La ciudad estaba abajo, pero ya quedaba muy muy muy lejos.









Pronto llegué a lo que parecía el edificio emblemático del lugar, y aunque hubiera estado bien visitarlo, no tenía mucho tiempo y prefería seguir centrado en la naturaleza buscando detalles, protagonizados principalmente por el verde, aunque alguna hortensia presumiera de vez en cuando.



Cuando estás acostumbrado a visitar las cosas en familia se te hace extraño no poder compartir la belleza y la curiosidad por las cosas que te sorprenden con tus hijos y pareja. Cuando encontré este estanque con sus acantos en flor y ese arbol florido en blanco reflejados y contrastados con la edificación que se escondía entre los árboles, los eché de menos.








Paseando, paseando, me salí del parque por el otro extremo cruzando la ría, y valoré que bien merecía volver aunque tuviera que acelerar el paso en la visita, pues empezaba a llover y tenía el tiempo ajustado. 
 


Seguí encontrando composiciones que conformaban un jardín natural como a mi me gusta. 








Pronto empecé a dejar de buscar otro color que el verde, pues era el protagonista, aunque a veces acantos y hortensias asomaban.






Lástima no haber podido averiguar de qué eran las ruinas que han sido integradas afortunadamente en el paisaje del parque. Con ello y el sonido urbano ya se iba sintiendo el retorno a la ciudad.






Tenéis suerte Donostiarras con el parque de Cristina Enea :-)

Un estupendo paseo, que compartido, sabe mejor.

Información oficial sobre el parque



NOTA: El editor de blogger está loco ... UFFFF